Quiro Inka Puebla

Preguntas frecuentes

¿Qué es la Quiropráctica?

La quiropráctica es una profesión del área de la salud, reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y cuyo objetivo consiste en detectar, analizar y corregir subluxaciones vertebrales.

Ajusta con precisión los segmentos afectados por el complejo de subluxación vertebral. Devuelve a la columna vertebral y el esqueleto en general a su estado de normalidad funcional y elimina las interferencias producidas sobre el sistema nervioso.

La Quiropráctica es la tercera profesión sanitaria de atención primaria en el mundo después de la Medicina y la Odontología. En 1996 la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció oficialmente a la Asociación Mundial de la Quiropráctica (WFC) por sus resultados a nivel sanitario.

Para comprender lo que esta ciencia de la salud puede aportarle es fundamental entender que la Quiropráctica es una profesión y no una mera técnica.

Su ejercicio excluye el uso de medicamentos y cirugía. Su función es la de prevenir y corregir las alteraciones biomecánicas y estructurales de la columna vertebral y de las extremidades, que afectan el correcto funcionamiento del sistema nervioso y, en consecuencia, a la salud de todo el organismo.

 

tecnicas3

 

 ¿Qué es la Quiropraxia Inka?

Ciencia, arte milenario y método revolucionario rescatado por el reconocido Primer Quiropráctico Inka del siglo XXI, el doctor Amauta Iván Reyna Mercado, conocimientos heredados por sus ancestros para ayudar a todas las personas que sufren de dolores crónicos, trastornos de columna vertebral y enfermedades que se derivan. La Quiropraxia Inka aplica una serie de ajustes y maniobras para corregir las subluxaciones vertebrales; es una solución rápida, efectiva, indolora y duradera a estos sufrimientos que dañan a la persona afectada, su trabajo, su economía, su familia, su entorno y su calidad de vida.

 

tecnicas2

 

¿Qué es una subluxación?

Una subluxación es una vértebra de la columna vertebral que ha perdido su posición correcta y, debido a ello, ejerce presión sobre la médula espinal y/o los nervios espinales.

Esta presión interrumpe la comunicación vital entre el cerebro y el cuerpo, e inmediatamente provoca falta de coordinación, pérdida de función, y un crecimiento y reparación inadecuados de las células del cuerpo.

El quiropráctico es el único profesional capacitado para detectar y corregir una subluxación vertebral, y restaurar así las capacidades autocurativas de tu propio cuerpo.

¿Qué causas originan una subluxación vertebral?

Desde el mismo momento del nacimiento del ser humano, el sistema nervioso trabaja para ayudarlo a sobrevivir, adaptarse y recuperarse. Sin embargo, cuando el sistema nervioso se ve afectado por más estrés del que puede soportar, las subluxaciones comienzan a acumularse en la columna vertebral.

Algunos ejemplos de estrés que causan subluxaciones son:

ESTRÉS FÍSICO

Trauma de nacimiento
Resbalones, caídas, accidentes de coche o motocicleta
Mala postura
Posiciones de trabajo (si utiliza la computadora o el teléfono)
Movimientos repetidos
Vida sedentaria
Falta de sueño
Sobrepeso

ESTRÉS QUÍMICO

Desnutrición
Deshidratación
Alcohol,  tabaco y/o drogas
Pesticidas, contaminación y aditivos alimenticios
Computadoras y uso del teléfono móvil
Antibióticos y hormonas en la carne

ESTRÉS MENTAL

Divorcio
Muerte de algún ser querido
Pérdida del puesto de trabajo o estrés económico
Baja autoestima
Tensión en las relaciones
Depresión
Cuestiones emocionales no resueltas

¿Qué es un ajuste quiropráctico?

El quiropráctico se dedica en exclusiva a la detección y a la corrección del complejo de subluxación vertebral mediante el ajuste quiropráctico. Una aplicación manual suave, precisa y localizada para ajustar las vertebras afectadas.

El profesional dispone de numerosas técnicas para el ejercicio de su arte. El ajuste es muy rápido, indoloro y totalmente seguro.

¿Cuáles son los beneficios de la Quiropráctica?

La quiropráctica es una práctica médica alternativa. Tiene un enfoque distinto al de la medicina tradicional sobre el tratamiento de los problemas de salud, ya que no utiliza fármacos ni cirugías.

Es apropiada para toda la familia, no importa la edad.

No es dolorosa, ni invasiva, ni traumática ni con efectos nocivos.

Se aplican sesiones cortas. Desde la primera se obtienen resultados positivos.

Se requiere una sesión por semana, salvo casos especiales.

No requiere exposición constante a Rayos X.

La curación se logra muy pronto si el paciente hace cambios positivos y colabora.

Para mayor efectividad, la técnica se realiza entre dos terapeutas.

Respetamos y reconocemos los avances de la ciencia médica, de la cual somos un complemento.

La terapia está hecha exclusivamente para usted de acuerdo a su padecimiento.

El paciente recupera muy pronto su salud y vuelve a su vida diaria con la familia y su trabajo.

¿Para quién está recomendado la Quiropráctica?

A todas aquellas personas que quieren estar sanas sin usar medicación han convertido la Quiropráctica en el método curativo natural más popular del mundo. Es seguro, efectivo y económico para todos.

Recomendado para toda la familia, desde la infancia hasta adultos mayores.

Preventivo:

Familias y niños: el tratamiento quiropráctico regular desde el nacimiento optimiza el desarrollo de los hijos, su sistema inmunológico, así como su habilidad para concentrarse y crecer.
Familias que buscan una manera natural de estar sanos usan la Quiropráctica de manera regular.
Atletas: Personas sanas preocupadas por el rendimiento óptimo del cuerpo confían en el cuidado quiropráctico como parte fundamental de su entrenamiento.

Correctivo:

Aunque la Quiropráctica no trata síntomas o enfermedades directamente, muchos problemas comienzan inmediatamente a curarse desde el interior al mejorar el funcionamiento del cuerpo. Habitualmente, los pacientes informan sobre la mejoría que experimentan su salud, bienestar y niveles de energía gracias a los ajustes quiroprácticos regulares.

La Quiropráctica ha ayudado también a personas que sufren de:

Problemas Musculoesqueléticos:  Dolor de cabeza, migraña, dolor de brazo y cuello, pérdida de equilibrio o mareo, dolor en la parte baja de la espalda baja, hernia discal, escoliosis, dolor de piernas o flojedad, etc.

Problemas funcionales: Estómago y sistema digestivo, piel, sistema inmunológico débil o enfermedades autoinmunes, estreñimiento/diarrea, asma u otros problemas respiratorios, problemas cardíacos, etc.

Problemas emocionales: Depresión, ansiedad, trastorno de déficit de atención, hiperactividad, sueño de poca calidad, altos niveles de estrés, etc.

¿Cuáles son las contraindicaciones de la Quiropráctica?

No se puede aplicar la terapia a quien no quiere recibirla.

Cuando hay enfermedades en la piel, heridas, quemaduras, úlceras o infecciones.

Cuando exista la posibilidad de fracturas.

Cuando el paciente haya tenido una cirugía recientemente, sólo después del tercer mes podrá recibir tratamiento quiropráctico.

A mujeres durante los primeros tres meses posteriores al parto.

En embarazos salvo autorización de su médico.

Pacientes con osteoporosis en grado avanzado.